Cuidados personales en el hogar si tiene COVID-19

Creo que tengo COVID-19, ¿qué debo hacer?

Todo depende de los síntomas y factores de riesgo que presente. Para la mayoría de las personas sanas, la COVID-19 será el tipo de infección respiratoria que todos sufrimos cada tanto. Los síntomas son tos seca, fiebre y dificultad para respirar. Algunas personas también sufren dolor de cabeza y malestar corporal, además de náuseas, diarrea y pérdida del olfato. Puede leer más sobre los síntomas aquí.

Todas las personas que tengan síntomas y formen parte de un grupo de alto riesgo deben comunicarse de inmediato con su proveedor de atención médica. En este grupo, se incluyen adultos mayores; personas con afecciones subyacentes, como diabetes, enfermedades del corazón y asma; embarazadas; y personas cuyos sistemas inmunitarios estén comprometidos debido a tratamientos contra el cáncer, trasplantes de órganos y otras afecciones. Para comunicarse con su proveedor, llame a la clínica o envíe un mensaje a través de MyChart. También puede participar en una consulta por video. No vaya a la clínica, al departamento de urgencias ni a la sala de emergencias sin haber llamado antes,

a menos que presente signos de advertencia de emergencia, como dificultad para respirar, dolor persistente o presión en el pecho, aparición de confusión o dificultad para despertarse, o color azulado en los labios o el rostro. Si tiene esos síntomas, llame al 911 y asegúrese de informarle al operador que sospecha que tiene COVID-19.

Aunque no se encuentre en un grupo de alto riesgo, si se siente enfermo e incómodo, llame a la clínica o envíe un mensaje a través de MyChart .

¿No debería ir a la clínica para que me hagan una prueba de COVID-19?

Las personas con al menos un síntoma potencial leve de COVID-19 pueden recibir la prueba en UW Health. Llame a su proveedor o envíe un mensaje vía MyChart si usted tiene alguno de estos síntomas. No se presente en las clínicas de cuidados urgentes o en el departamento de emergencia a solicitar una prueba.

Estoy enfermo, pero no tanto. ¿Cómo hago el tratamiento en mi hogar?

Si es capaz de respirar cómodamente y cuenta con alguien que lo ayuda a obtener alimentos e hidratación, puede tratar la enfermedad en el hogar. La infección por COVID-19 debe tratarse de la misma manera en que se trataría cualquier otra infección respiratoria, como la gripe. Los componentes fundamentales del tratamiento son el descanso, la hidratación y la nutrición. Si tiene fiebre, dolor de cabeza o malestar corporal que lo hacen sentir mal, primero intente aliviar estos síntomas con paracetamol (Tylenol). Si es necesario, incluso puede tomar un descongestivo. Con respecto al ibuprofeno, no hay pruebas que indiquen que puede causar problemas; por lo tanto, si tomar paracetamol (Tylenol) no le da resultado, puede probar con este medicamento, a menos que sepa que es alérgico. Los mayores problemas son infecciones secundarias, como neumonía o deshidratación. Beba mucho líquido y descanse bien. La gran mayoría de de las personas pueden sobrellevar la enfermedad bien por unos pocos días y, luego, se recuperan.

¿Qué sucede con mi familia y mis compañeros de habitación?

Si sospecha que tiene una infección, debe aislarse,incluso de las personas con las que vive. Use solamente una o dos habitaciones del hogar. Mantenga las manos limpias, deseche los pañuelos de papel usados y limpie frecuentemente las superficies con desinfectantes. Recuerde que puede transmitirles la infección a otras personas que quizás no muestren síntomas, quienes, a su vez, pueden contagiar a otros

¿Qué sucede con mis hijos?

En general, parece que los niños no se enferman gravemente como consecuencia de la COVID-19. Sin embargo, pueden sufrir ansiedad por la emergencia nacional o miedo por la seguridad de sus seres queridos.

Recuerde que los niños necesitan seguridad. El hecho de no poder ir a la escuela y los cambios en las formas de interactuar de manera directa con sus padres posiblemente afecten su psiquis. Hable con ellos sobre sus sentimientos. Las reuniones en línea y otras maneras de estar en contacto con sus amigos de manera remota pueden ayudarlos a sobrellevar esta situación.

Entre el aislamiento y las noticias, siento mucho estrés,

Muchas personas sienten el aislamiento, la ansiedad y la depresión de manera intensa. La depresión, a su vez, puede generar otros problemas que les impiden a las personas ser funcionales y cuidarse. El aislamiento también puede ser difícil para los cuidadores. Si siente que necesita ayuda, comuníquese con su médico de atención primaria o especialista en salud del comportamiento por teléfono, a través de MyChart o por Care Anywhere para hacer una consulta por video.