Carta abierta para la gente de Wisconsin

Wisconsin, te queremos. Muchos de nosotros crecimos aquí, otros escogimos vivir aquí. Todos trabajamos para servirte. Haremos todo lo que podamos para cuidarte. Ustedes son nuestros vecinos y nuestras familias.

Algunas veces es necesario tener conversaciones difíciles con nuestra familia.

Dentro de nuestros hospitales, tenemos pacientes luchando para respirar, con necesidad de un ventilador para poder sobrevivir y, muchas veces, falleciendo. Muchos de ellos estaban sanos, caminando por allí hace solo unos días. Algunos nos dicen que ni siquiera se imaginaron que el COVID-19 fuera algo serio. Otros nos cuentan que solo querían continuar viviendo sus vidas y volver a la normalidad.

Fuera de nuestros hospitales, aún vemos a personas sin mascarillas reunidas en grupos grandes. Escuchamos de los planes para la cena del Día de Acción de Gracias, los cuales enviarán más gente a nuestras unidades de COVID-19 ya saturadas, unidades llenas de pacientes quienes a lo mejor no sobrevivan en su lucha contra este virus.

Wisconsin se encuentra en un mal momento sin ninguna señal de que las cosas vayan a mejorar si no tomamos la iniciativa. Básicamente, se nos acaba el tiempo. Si no hay un cambio inmediato, nuestros hospitales estarán demasiado llenos para atender a todos aquellos que tengan el virus y a aquellos que tengan otras enfermedades o lesiones. Muy pronto tú o alguno de tus seres queridos podría necesitar de nosotros, pero no podremos proporcionarles los cuidados vitales que necesiten, ya sea por COVID-19, cáncer, enfermedad cardíaca u otras condiciones urgentes. Como proveedores de servicios médicos, nos aterra que eso se vuelva una realidad.

Pero, al igual que muchas familias que están pasando por una crisis, podemos unirnos y actuar para salir adelante. Tú ya ha escuchado estas recomendaciones mil veces, pero si la mil y una vez logra impactarte, entonces valió la pena. Si detiene la propagación hacia otra persona, entonces valió la pena:

  • Evita las reuniones que te pongan en riesgo, no solo con extraños sino también con el resto de tus familiares. Evita no solo las fiestas y manifestaciones, sino también los happy hours, conferencias y eventos deportivos.
  • Pónte una mascarilla. Las mascarillas Sĺ funcionan, y ayudan a salvar vidas, incluyendo la suya.
  • Lávate las manos frecuentemente.

No tendremos que hacer esto de por vida. Todos estamos esperando la llegada de las vacunas que nos ayudarán a retomar en parte nuestro sentido de la normalidad. Pero el virus está aquí en estos momentos, y las vacunas, no.

Wisconsin, ustedes son nuestra familia. Ustedes son nuestra única esperanza. Por favor ayúdennos a superar esta pandemia.

Firmado por el profesorado y personal de UW Health y colegas en todo el estado,